El flúor | Beneficios y propiedades

El flúorEl flúor es un mineral natural que se encuentra en los dientes y los huesos, además de encontrarse de forma natural en el agua, plantas, rocas y aire. Este mineral permite, gracias a sus propiedades, prevenir las caries en niños y adultos.

Dada su composición, favorece que la superficie externa de los dientes -el esmalte- se refuerce, volviéndose más resistente a los ataques de los ácidos que terminan provocando caries.

 

¿Qué es el flúor?

Como hemos avanzado, el flúor es un elemento natural presente en nuestro organismo. Más concretamente, se trata de un oligoelemento, puesto que su presencia en nuestro cuerpo es menor al 1%. No obstante, resulta fundamental para el correcto funcionamiento y desarrollo de nuestros huesos y dientes.

Como tal, nuestro cuerpo necesita de este flúor, y nuestra forma principal de aporte es el agua que obtenemos bebiendo o consumiendo ciertos alimentos. Por lo que hace a los bebés, estos lo obtienen a través de la leche materna.

Propiedades del flúor

Dados los numerosos beneficios del flúor para nuestro organismo y, a su vez, para nuestra salud bucodental, cada vez son más el número de productos destinados a la salud oral que incorporan dosis de fluoruro. Lo más habitual es encontrarlo en pastas dentales, colutorios, enjuagues bucales o suplementos.

  1. Beneficios del flúor antes de la erupción de los dientes

Como ya vimos en el artículo de La importancia de la Salud Bucodental de tu bebé, el cuidado dental antes de la erupción de los dientes es imprescindible para que su futuro desarrollo evolucione adecuadamente. Por ello, el aporte de flúor durante los primeros meses de vida resulta imprescindible. Este puede obtenerse a partir de la lactancia materna y la ingesta de ciertos alimentos o bebidas. Todo ello favorecerá que se fortalezca el esmalte dental antes de su erupción, reduciendo, por tanto, la probabilidad de sufrir caries durante la infancia. Esto se conoce como “beneficio sistémico”.

  1. Beneficios del flúor tras la erupción de los dientes

Una vez las piezas dentales han erupcionado, la obtención de flúor sigue resultando de gran importancia. Esto es así, puesto que el flúor ayuda a remineralizar el esmalte dental, debilitando y revirtiendo los signos primerizos de caries. En este caso, cuando aplicamos flúor a nuestras piezas dentales a través de pastas dentales o enjuagues bucales, estamos aplicando este en la superficie de los dientes, lo que proporciona un “beneficio tópico”.

  1. Otros beneficios del flúor

Aparte de los mencionados, el flúor que se obtiene a partir de alimentos o bebidas ofrece otro tipo de beneficio tópico. Este se convierte en parte de la saliva, lo que favorece que las piezas dentales estén en constante contacto con pequeñas cantidades de flúor. Gracias a esto, se permite la reconstrucción del esmalte debilitado.

Algunos de los efectos conseguidos son:

  • Ralentización de la pérdida de minerales del esmalte dental
  • Reversión de los primeros signos de caries
  • Prevención del crecimiento de bacterias orales dañinas
  • Remineralización del esmalte
Posibles efectos adversos

A pesar de tratarse de un elemento natural imprescindible para el buen desarrollo de nuestro cuerpo, existen posibles efectos adversos en caso de una exposición excesiva. Esto se conoce como fluorosis dental.

La fluorosis dental se produce cuando las piezas dentales se exponen a altas dosis de flúor antes de su propia erupción. Los síntomas claros son la aparición de manchas blancas en la superficie, sin ningún tipo de dolor asociado.

Lo más habitual es que esto se de en niños de entre 6 y 8 años, puesto que la aparición de los dientes permanentes todavía no se ha completado. La causa más común de esta exposición excesiva al flúor es que en estas edades resulta habitual tragar pasta de dientes o enjuagues bucales, lo que provoca un consumo de flúor muy elevado. La principal solución, por tanto, es tratar de supervisar la higiene de los más pequeños, asegurando que la lleven a cabo correctamente.

Existe otro tipo de fluorosis que, en este caso, afecta directamente a los huesos. Esta es la fluorosis esquelética. Los principales síntomas son la rigidez y dolor articular y, con el tiempo, puede terminar derivando en una calcificación de los ligamentos.

La causa principal que se ha determinado ante este tipo de fluorosis son las altas dosis de flúor en el agua potable de según qué localizaciones. Resulta imprescindible llevar a cabo investigaciones que garanticen la seguridad del agua, asegurando que esta contenga dosis de flúor adecuadas.


Desde ADE Clínica Dental consideramos imprescindible la correcta incorporación de las dosis adecuadas de flúor en nuestra salud dental. Por ello, ante cualquier tipo de duda, te recomendamos consultar con nuestros profesionales.

ADE Clínica Dental

Calle Bruc, 103 -08009- Barcelona

¡Llámanos!

934 760 630

Escríbenos

info@adeclinicadental.com

Horario Clínica

L-V de 8h-21h | S de 9h-14h
WhatsApp Chat
Enviar